ELLA (poema de Adalberto Galli, dedicado a su madre)

Por Infolobos abril 15, 2020 11:51 Volver a la Home

A mamá

No es un arroyo calmo…
No es la fuente que espera
la sed del caminante en medio del desierto.
No es una piedra puesta a un lado del camino
para apoyar en ella algún largo cansancio.
Y, aunque quemen sus soles,
no es un día soleado sobre un campo sembrado de avena.
Su voz suena a mil cosas en miles de palabras
o suena al universo
cuando mira a los ojos y se queda callada.
Huele su piel a flores que no han sido cortadas
y perfuman el aire
para que el aire huela a flores cuando pasa.
Su cuerpo no es un junco,
ni un nardo emborrachado de perfume,
ni una palmera solitaria y alta.
Es un nido caliente
que cobija mil sueños que se escapan
para poblar la aurora en cada madrugada.
Ella jamás será un arroyo calmo.
Será el mar…Será el viento.
Será, tal vez, un aluvión de estrellas
o, quizás, nada más y no otra cosa
que una canción de cuna ya olvidada.

Adalberto Galli
Poema extraído del Libro, “Juegos de Luces y Sombras”

2020_Volkswagen_300
Por Infolobos abril 15, 2020 11:51 Volver a la Home