CRÓNICA DE UNA GUERRA ANTICIPADA – (Correo de Lectores)

Por Infolobos marzo 16, 2020 20:28 Volver a la Home

Sr. director: me gustaría que publique esta nota de carácter actual. Gracias.

Creo que quienes dirigen al mundo se cansaron de crear enemigos e inventar países malos o sociedades retrogradas. Hasta se cansaron de fabricar guerras inventadas donde el fin inmediato siempre es apropiarse con descaro de toda la economía del país o países perdedores. Este método tradicional ya está llegando a su fin de ahí que, en esta era moderna en las primeras intenciones de una guerra bacteriológica, los laboratorios las quisieron adjudicar a Saddam Hussein quien lógicamente fue una víctima sin culpa alguna. Luego llegaron las posibles esporas de Bin Laden, esporas que solo en cartas podían llegar según las primeras fuentes americanas. Las esporas pueden llegar en diferentes artículos de uso doméstico, incluyendo comestibles que no necesiten cocción, por lo tanto, conociendo estas posibilidades el mal o el daño solo es posible hacerlo a partir de una logística y de un poder que ningún ciudadano o campesino anónimo estamos en condiciones de producirlo. Luego le sucedió lo del HN1, esto haciendo una pequeña historia para las personas que hoy tienen 40 años pues para ellos este es un mal que existe desde que ellos mismos nacieron, o sea desde los 80, pero para aquellos que gozan con más años de vida, esta es una nueva forma de eliminar a seres humanos ……….. será?, pero el ser humano no es la discordia ni el fin mismo. El ser humano es un ser de consumo de acuerdo a los hábitos impuestos desde las sociedades de consumo respaldadas por los partidos políticos y por las fuerzas de seguridad por lo tanto el consumidor es una víctima ajena al mal, pero además el enfermo es un agente peligroso y potencial transmisor en apariencia para sus mismos homónimos, pero la real amenaza en realidad es que es una amenaza para las empresas que proveen todos los «alimentos y artículos que a diario esa persona consume», quiero decir, aquí están en juego LAS EMPRESAS de un país. Con las guerras tradicionales, el ganador se quedaba con toda la industria del país perdedor y con grandes gastos de «restauración» del país y gastos en los cambios de nuevas tecnologías e urbanización de las ciudades; y en la actualidad con la enorme recesión mundial a mi entender, recesión programada con engaños y mentiras donde los supuestos ladrones son los políticos y donde las empresas están al borde del cierre, me doy cuenta que el «corona virus» dará el tiro de gracia a las masivas quiebras de empresas nacionales no internacionales, o sea a empresas de preferencia de países del tercer mundo de corte nacional privado, que presentaran quiebra o simplemente cerraran sus puertas por carecer de ventas en sus productos. El mal de la corona existe y es real, pero me atrevo a decir que es el inicio de una guerra bacteriológica moderna para que las pocas personas que dominan y administran al mundo avasallen en forma imperativa, desmesurada, sin escrúpulos con el fin de apropiarse de la mayor cantidad de empresas posibles en un corto plazo para afianzar su dominación. Americanos mismos, europeos y hasta asiáticos de países de primer nivel son víctimas en países que desde este hemisferio o latitud solemos decir que serían inmunes a estos males, decir que se predica con el ejemplo y se los castiga con la misma vara también suena irreal, pero simplemente es una forma de aumentar la amenaza demostrando que el mal a todos llegará sin excepción porque el poder de los pocos que dominan realmente es GRANDE.

Con el virus el gasto medico corre a cargo de los gobiernos nacionales, o gastos personales, e implica un recorte presupuestario de emergencia para el resto de las carteras que implicará un decrecimiento acelerado en las economías. Otra ventaja de esta nueva guerra es que las edificaciones quedarán en pie y al hacerse cargo de nuevas empresas, con fumigar o con vacunar a cargo de cada persona, el país vencedor tendrá un dominio inmediato sin una carga onerosa, y otra gran ventaja de esta guerra es que en este mes en curso se vendieron artículos que durante meses o años estuvieron en los anaqueles sin ser vendidos con un sobre gasto repentino para el consumidor que sacrificó sus ahorros por un miedo impuesto desde todos los ángulos del poder. Con el aumento de estas ventas, los ganadores fueron las multinacionales que lograron batir puntos en las ventas, mientras que el 20 o 21 por ciento del «iva» o impuesto no será suficiente para el gobierno de turno. Injusto, si, muy injusto. Digo, hoy con menos presupuesto que el de una guerra tradicional armaron una TERCERA GUERRA MUNDIAL eficaz y prometedora de éxitos para una «elite» de humanos que conquistarán a los rivales ya debilitados previamente en la recesión que nos toca vivir. ¿Que la complicidad es grande?…….. ¿Acaso la industria textil en una emergencia sanitaria no puede suplir de cubre bocas ante la escasez de estos? Ya es hora de una investigación al respecto. Y justamente el mayor exportador del mundo, China, es el primer afectado. Como lo ve…. Jaque mate al rey. Una jugada maestra hecha por mentes maestras del crimen y del desorden mundial, aunque usted no lo quiera creer.

Claudio A. Garcia
D.N.I. 16 482 585

Por Infolobos marzo 16, 2020 20:28 Volver a la Home