Correo de Lectores 28 de agosto, 2019

AMNISTÍA: DESPUÉS DE LA GUERRA FRÍA

Escribe: Omar Manuel Calvo Rey.

En general los medios de comunicación, incluidas las redes sociales de nuestro país, desconocen o se niegan a aceptar la Guerra Fría como tal. En Argentina se desarrolló, poniendo lugar y fecha, desde “el cordobazo” (1969) hasta el ataque y copamiento de la tablada (1989), realizado en el último año del gobierno constitucional y democrático del Dr. Raúl Alfonsín. La Guerra Fría fue la tercera guerra mundial.
 
En ese período, las fuerzas armadas, fuerzas de seguridad y policiales (federales y provinciales) se empeñaron en una lucha desconocida y desigual contra un enemigo revolucionario, subversivo, marxista y terrorista, que provocó unos 8 mil bajas entre titulares y familiares de los que defendieron la Patria y sus instituciones democráticas.
 
Es cierto que el enemigo registró un número singular de bajas, muertos y desaparecidos. Hablar de 30 mil desaparecidos es un disparate, una mentira que el propio enemigo le reconoce. La Guerra Fría ya pasó; sus causas, desarrollo y consecuencias pertenecen al pasado. En la temática de la guerra no se debe, no conduce a nada, “debatir”. Es como debatir sobre el saqueo de Troya.
 
Sólo la amnistía que significa olvido, produce efecto sanador, máxime ahora año 2020, donde una nueva guerra de cuarta generación por el dominio del ciberespacio, amenaza romper la paz mundial y debemos estar preparados, equipados, instruidos y con la moral alta.
 
La República debe entender y comprender esta realidad y el Congreso de la Nación debe propiciar urgentemente una amnistía amplia y generosa para los más de 2 mil presos uniformados que permanecen en cárceles o domicilios autorizados que lucharon por defender la Patria en la guerra pasada.
 
Será justicia.
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

LA CONSTRUCCIÓN DEL PODER

Escribe: Omar Manuel Calvo Rey.

PRIVILEGIOS SUDAMERICANOS

Escribe: Claudio A. Giglio.

INTENTOS TÍPICOS Y CONOCIDOS

Escribe: Claudio A. Giglio.

ARGENTINA

Escribe: Claudio Giglio

BAÑOS DEL PEAJE DE URIBE

Escribe: Miguel Bilbao.

DESVARÍOS

Escribe: Claudio Giglio.

RAZONES PARA UN LÍMITE, YA

Escribe: Marcelo Eduardo Vistalli.

Subir