Poesía, Narrativa y Ensayo 4 de julio, 2019

CAMINANDO 316, NOTAS AL PASO

Escribe: Raúl Usanza.

Me pregunto ¿cómo los niños se identifican hoy? ¿Por qué circunstancias atraviesan hoy construyendo la identidad personal? ¿Cuáles son las realidades que las constituyen? 
 
En generaciones pasadas estaba constituida por una realidad central: La familia, con todos los elementos que la constituyen, cuya suma le confería un sello personal. Cada individuo pertenecía a una familia. La realidad cambió mucho. Hoy, la misma palabra encierra una multitud de significados que la tornan ambigua, por consiguiente el núcleo generador de identidad también es ambiguo. Esto es grave.
 
Cuando decimos familia, hogar, no tenemos claridad conceptual, porque han surgido otros modos de pertenencia. Es habitual preguntarle a una mujer que tiene hijos, si está en pareja. La respuesta puede ser negativa o positiva, lo que no determina la filiación de los hijos. Quizá una de las referencias más serias sea la de abuela con funciones maternas. Ante la violencia de género y la desocupación, la mujer tiene que salir a trabajar como sustento único de la casa. La identidad personal del niño-joven, sufre una serie de variables, relacionadas unas con la tecnología, otras con la ingestión del alcohol a las actuales drogas sintéticas, que aportan una identidad que nos es desconocida. Los padres se asombran de la conducta de sus hijos  o miran para otro lado, porque no entienden lo que ven y menos advierten que ellos son parte responsables de esas conductas. Seguir culpando a la escuela no tiene fundamento. Los maestros son tan víctimas como ellos  de esas conductas. Sus funciones son otras, aunque en íntima relación con la familia. Ya es hora que los padres se acerquen a cambiar ideas y estrategias para enfrentar situaciones que nos superan. Cada uno tiene sus responsabilidades específicas. Los maestros no están para suplir las conductas educativas de los padres. El acercamiento puede generar muy buenos resultados. Los niños desde muy chicos tienen que escuchar el NO, padre de la pedagogía. Las limitaciones, las obligaciones y responsabilidades, nada de eso les darán los medios de comunicación. Si no estamos presentes, nuestros hijos están abandonados.
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

ALMA PURA

Por Caro Medina Virces.

AGNOSTICISMO

Por Caro Medina Virces

DE MÁXIMAS DECORO Y MORAL

Escribe: Caro Medina Virces.

N O D E S E S P E R E S

Escribe: Caro Medina Virces.

I N T E R R O G A C I O N E S

Por Caro Medina Virces.

AQUÍ ESTOY YO

Poema de Caro Medina Virces.

UNA SIMPLE HISTORIA DE AMOR

Escribe: Gustavo Contrera, alias “Mamón”.

Subir