Policiales 31 de julio, 2018

ASALTARON AL ENCARGADO DEL CLUB DE POLO SANTA MARÍA DE LOBOS

Los delincuentes fueron cuatro y estaban encapuchados. Ataron y golpearon al encargado y a su esposa.

Anoche, cuatro sujetos encapuchados ingresaron al conocido Club de Polo Santa María de Lobos, alrededor de las 22 horas.
 
Según testimonios recogidos por la policía en el lugar, ubicado en ruta provincial 41, entre Lobos y San Miguel del Monte, los delincuentes redujeron al encargado y a su mujer. A la mujer la dejaron atada y encerrada en una dependencia del lugar. Al hombre lo ataron y lo golpearon.
 
Los ladrones, al encontrar una suma de dinero menor a la que buscaban, sustrajeron de la casa principal del club, un televisor, un microondas y otros elementos de valor. Además, se llevaron los teléfonos celulares de ambos y las llaves del auto, para evitar una persecución.
 
Los delincuentes se fugaron en una camioneta de Santa María de Lobos, y luego la dejaron abandonada en un camino de tierra, que se encontraba intransitable por el mal clima de los días anteriores.
 
Al lograr desatarse, el encargado dio aviso a la policía, la cual inmediatamente se hizo presente en el lugar.
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

LE ROBAN A UNA FAMILIA MIENTRAS DORMÍA

Se llevaron herramientas, un equipo de música y una bicicleta.

ROBAN EN UNA VIVIENDA UBICADA EN EMPALME LOBOS

Se llevaron una computadora y alhajas. Dejaron la casa toda revuelta.

ROBAN A UN MAYORISTA DINERO Y CELULARES

Ocurrió el pasado sábado 10 de noviembre. Redujeron al dueño y a su familia.

A TRAVÉS DEL CUENTO DEL TÍO, LE ROBAN 78 MIL DÓLARES A UN CONOCIDO VECINO

Una mujer que se hizo pasar por su hija, y mediante un ardid engañoso, hizo que la víctima entregara su dinero a otra persona.

ROBAN 13 MIL PESOS DE UNA VIVIENDA

El delincuente violentó una ventana para ingresar a la casa.

ÚLTIMOS DOS HECHOS POLICIALES

Interceptación de vehículos e identificación de personas, y allanamiento.

EL BOTÓN DE PÁNICO YA ESTÁ DANDO RESULTADOS POSITIVOS

En los últimos días, uno de los botones permitió defender a una mujer ante la desobediencia de un imputado.

Subir