Interes general 18 de junio, 2018

COMENZARON LAS OBRAS EN EL JARDÍN DE INFANTES N° 903

Consisten en retirar todo el perímetro de plantas peligrosas y alambres rotos que rodean el patio.

La semana pasada, el intendente Jorge Etcheverry, junto con la secretaria de Desarrollo y Promoción Social, Valeria Dinomo, y la jefe distrital de Educación, Mariana Fondevila, visitó el Jardín de Infantes N° 903.
 
La razón de la visita fue poder estar presente en el comienzo de las obras de limpieza y construcción del muro perimetral del Jardín N° 903 “Grumete Pedro Alonso”, ubicado sobre calle Necochea.
 
La obra consiste en retirar todo el perímetro de plantas peligrosas y alambres rotos que rodean el patio, generando riesgo para los niños que asisten diariamente al jardín.
 
También incluye la construcción de un paredón de 100 metros lineales, tal como fue pedido por la institución el año pasado.
 
Esta es una obra iniciada desde el Municipio de Lobos y está enmarcada en un amplio programa de transformación edilicia escolar que incluye diferentes establecimientos.
 
Las obras son financiadas con recursos municipales que pertenecen al Fondo Educativo 2018.
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

SE REALIZARON NUEVOS ARREGLOS EN EL TERRAPLÉN DE LA LAGUNA

Sufrió un deterioro durante las intensas lluvias ocurridas en los últimos días de septiembre.

ALCO LOBOS ORGANIZA UNA CAMINATA PARA ESTE DOMINGO 18

Tendrá lugar en el Parque Municipal Ing. Hiriart.

CIERRE DEL PROGRAMA ECODELEGADOS

Este viernes 16 de noviembre a las 19 horas en la Escuela 1.

LLEGA UN NUEVO DESFILE DE LA TRADICIÓN

En su edición número 53, se realizará el domingo 18 de noviembre.

CAMIL RECHAZA EL NUEVO CUADRO TARIFARIO DE CAMUZZI GAS PAMPEANA

“La INDUSTRIA en particular se verá afectada con aumentos superiores al 110 por ciento”.

VECINOS DEL B° RURALIA CANSADOS DE LOS ROBOS Y DEL ESTADO DEL BARRIO

“Nos preocupa vivir así, estamos cada vez peor. Nos sentimos abandonados”, dijo una vecina a INFOLOBOS.

MISA POR LOS 20 AÑOS DE FASTA EN LOBOS

Fue presidida por el Monseñor Agustín Radrizzani.

Subir