Poesía, Narrativa y Ensayo 5 de abril, 2018

VOLVER A LA PALABRA
 
No a cualquier palabra, sino a aquellas que hagan sentir al otro que lo tenemos presente. La palabra es flecha que arrojamos al otro para herir o elogiar, para negarlo o afirmarlo. 
 
Cada uno elige y hace de la palabra cercanía o camino de soledad.
 
La palabra encierra el milagro del encuentro o la ruptura absurda que nos separa. Por la palabra creamos la feliz compañía o la desesperación de la soledad. La intencionalidad la creamos nosotros, mal o bien que nos pese somos libres. Por eso cabe el arrepentimiento, el reencuentro. El darse cuenta que en nuestros juicios podemos errar. 
 
Pedir perdón es una maravillosa forma de elogiar. Se elogia a sí mismo el que lo pide, mostrando su sensibilidad y su razón y reconoce en el otro el valor del encuentro, de la paz y de la serenidad. 
 
La palabra encierra la alegría de decirnos, de mirarnos y encontrarnos. Estamos necesitados de palabras, grandes y chicos, padres e hijos.
 
Si no encontramos la palabra necesaria, allí está el gesto infinito en sus formas y decires. La mujer en esto es maestra consumada. Los varones podemos aprender que su sola presencia encierra decires  que confirman que vivir juntos, vale la pena.
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

CAMINANDO NOTAS AL PASO 301

Escribe: Raúl Usanza.

VOS

Por Claudio Giglio

EL DESMANIAO

Escribe: Omar Manuel Calvo Rey.

EL PLACER DE COMPARTIR 10

Por Medina Virces.

QUINCUAGÈSIMO SEXTO

Por Claudio A. Giglio y Elina Beatriz Diéguez

EL PLACER DE COMPARTIR 9

Por Medina Virces.

CAMINANDO 284 NOTAS AL PASO

Escribe: Raúl Usanza.

Subir