Poesía, Narrativa y Ensayo 15 de enero, 2018

LOS GRANDES AUSENTES
 
Si nos preguntamos ¿cuándo se hacen presentes en los medios, nuestros hijos? Vemos que se dan en circunstancias graves: delitos, accidentes, adiciones. El diagnóstico ya lo tenemos: alucinados por el alcohol y las drogas, no saben lo que hacen. En la mayoría los medios económicos los provee la misma familia. Son muy pocas las que asumen alguna responsabilidad. La mayoría contrata profesionales para que defiendan la inocencia del joven.
 
Mi planteo es el siguiente: ¿no cabe la posibilidad de entablar un diálogo con estos jóvenes a veces casi niños?
 
Sabemos que es más fácil extender una mano económicamente generosa que mantiene la paz. Es una actitud razonable. El problema es la ausencia de comunicación. ¿Quién previene seriamente sobre las consecuencias? 
 
Cada uno de nosotros tiene historias en las que lo dramático se une a lo trágico. Nuestra ausencia victimiza doblemente a nuestros hijos. Mirar para otro lado nunca dio resultado, si no tienen la posibilidad de hablar con nosotros ¿con quienes lo van a hacer?
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

CAMINANDO 273 NOTAS AL PASO

Por Raúl Usanza.

DESEO DE POETA

Escribe: Claudio Giglio.

POR QUÉ, PARA QUÉ...

Por Medina Virces.

LOS CUATRO ELEMENTOS DE LA VIDA

Por Caro Medina Virces.

QUEJAS HUMANAS

Por Claudio Giglio

POETA

Por Caro Medina Virce

Subir