Correo de Lectores 5 de enero, 2018

COMO HONGOS

Escribe: Claudio Giglio

Cada día aparece un nuevo y escandaloso caso de corrupción, que se va agregando, terroríficamente, a la historia reciente del gobierno más corrupto de la historia argentina.
 
Hace dos días una aduana paralela en Ezeiza, unida por lazos indisolubles a los contenedores de la Aduana Nacional, en la que  se cobraba entre 600 y 800 dólares por bulto, eludiendo el control real aduanero.
 
Y el JEFE DE LA BANDA ERA EL DE LA ADUANA DE EZEIZA.
 
Ayer explotó, ante el asombro generalizado, el de Marcelo Balcedo, Secretario General del Sindicato SOEME, con la exposición de su enorme fortuna, en Uruguay, que deja detrás a López, el de los bolsos.
 
Se sabe que sus bienes hallados son solo una parte de los que posee, incluidos dos aviones.
 
Hace unos días se supo que los involucrados en la causa del dinero K, y que formaban parte del directorio de Hotesur, hicieron una reunión con la idea ilícita (esos bienes están inhibidos por la justicia) de DESAPARECER del directorio del hotel.
 
Todos familiares de Cristina Fernández, LA JEFA DE TODO EL SAQUEO a que fue sometida la Argentina en este lastimoso período de falacias, riquezas, e impunidad, hoy protegida por unos fueron que insultan la racionalidad.
 
Como hongos siguen apareciendo ladrones, que superarán a Ali Babá, y que aún siguen sueltos deambulando, muchos de ellos, menos los 30 que están detenidos.
 
Falta mucho.
 
Pero los delincuentes que como hongos aparecen diariamente, deben ser combatidos con el mejor funguicida: LA JUSTICIA.
 
Esperemos resultados de su eficacia.
 
Claudio Giglio
DNI 4134981
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

VILLLA LUGUERCIO, LAGUNA DE LOBOS

Escribe: Miguel Bilbao.

DESINFORMACIÓN

Escribe: Claudio Giglio.

CARTA DE DANIEL PELEGRINA

Compartimos la carta enviada por Santos Zuberbuhler, del presidente de la Sociedad Rural Argentina, Daniel Pelegrina.

2018

Escribe: Claudio A. Giglio.

DESPRECIADO

Escribe: Claudio Giglio.

CAOS ORDENADO

Por Claudio Giglio.

EDEN

Escribe: Claudio A. Giglio.

Subir