Correo de Lectores 16 de noviembre, 2017

LA ALFOMBRA SE LEVANTA

Escribe: Claudio Giglio.

La corrupción estaba oculta.
 
Mucha se ha demostrado.
 
Algunos están ya sometidos a la justicia.
 
Y otros están en prisión.
 
Pero la corrupción que los delincuentes niegan transformando sus juicios o sus prisiones en actos políticos, sigue brotando como un manantial de estiércol interminable y hediondo.
 
Alejandro Burzaco, delincuente también él, pero bajo la justicia norteamericana, con la que no se juega, ha vomitado enormes coimas, grandes cantidades de dinero para obtener beneficios que sólo se podían otorgar desde un poder corrupto, con esas sumas de dinero sucio.
 
Y dio nombres.
 
Uno de los nombrados, se suicidó tal vez impulsado por Paladino.
 
Delhon, y Paladino, manos sucias de Aníbal Fernández.
 
Y Carlos Zannini, como redactor de los sucios arreglos.
 
Y como receptora, también, como no se podía evitar, Cristina Elisabet Fernández.
 
Y la mugre sigue apareciendo a medida que la alfombra donde ocultaron sus heces los componentes de la banda-dinastía Kirchner, se va levantando.
 
¿En qué país hemos vivido durante el período 2003-2015?
 
Una administración que disfrutó de 600.000 millones de dólares, y que dejó las arcas al retirarse, vacías, un país sin estadísticas, solo en el mundo, y socio de tiranías a las que ansiaba imitar.
 
Los gobernadores han comprendido la situación del país y han asentido en colaborar con la reconstrucción de un país en ruinas.
 
La CGT, ha puesto su hombro.
 
En años, en algunas generaciones, como he pronosticado muchas veces, podremos tener un país ordenado, tal vez superavitario, tal vez rico.
 
Tal vez, ENVIDIABLE.
 
Claudio Giglio-
DNI 4134981-
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

ALFREDO LEUCO

Escribe: Claudio Giglio.

ENHORABUENA POR EL BRAVO Y SIMPÁTICO GUSTAVO TIMO

Escribe: Primo Preti, desde Módena, Italia.

TRUENOS

Escribe: Claudio Giglio.

DESEQUILIBRIO

Escribe: Claudio Giglio.

LA LEY

Escribe: Claudio Giglio

COMUNICACIÓN

Escribe: Claudio A. Giglio.

CULTURA COMO MEDICACIÓN

Escribe: Claudio A. Giglio.

Subir