Salud 18 de julio, 2017

LOS MISTERIOS DE LA TIROIDES, PARTE 1

Por Camila Puldain. IIN® Health Coach. Instructora de Musculación y Personal Trainer | Matrícula N° 6.013.

Para muchos, el hecho de que el organismo se confunde y se ataca a sí mismo es una forma de auto-sabotaje imposible de controlar. Y según Anthony William, no es tan inmanejable como pensamos: a diferencia de lo que se cree, el organismo no se ataca a sí mismo, sino que ataca a los patógenos que se han instalado en lo profundo de los órganos, como un virus a largo plazo con implicancias sistémicas y de gran alcance. Y, como se explica en los párrafos siguientes, hay muchas cosas para hacer.
 
Para que no se pierdan y estén al tanto, este tema se va a dividir en cuatro artículos sucesivos:
 
1. EL MAL DE HASHIMOTO, LA CONFUSIÓN DE LA AUTOINMUNIDAD Y CÓMO RECUPERAR EL BUEN FUNCIONAMIENTO DE LA TIROIDES.
 
2.  CONDICIONES Y SÍNTOMAS DEL MAL FUNCIONAMIENTO DE LA TIROIDES.
 
3.  ENCARANDO LOS PROBLEMAS.
 
4.  ALIMENTOS SANADORES Y QUÉ EVITAR DURANTE EL PROCESO DE CURA.
 
Todo lo expresado en esta sucesión de artículos es información adicional para que tengas en cuenta a la hora de poner las cartas sobre la mesa, vos junto a tu(s) médico(s), respecto a tu salud y tu bienestar. Nada de esto pretende ser un sustituto de diagnóstico o tratamiento sugerido por tu profesional.
 
PARTE 1
 
1. EL MAL DE HASHIMOTO, LA CONFUSIÓN DE LA AUTOINMUNIDAD Y CÓMO RECUPERAR EL BUEN FUNCIONAMIENTO DE LA TIROIDES
 
Millones de personas lidian con un misterioso aumento de peso, pérdida de cabello, fatiga, dolores de cabeza, palpitaciones, manos y pies fríos, uñas débiles, piel reseca, piernas cansadas, insomnio, memoria pobre, depresión, ojos llorosos, debilidad muscular, síntomas de menopausia, ansiedad, zumbidos en los oídos, dolores articulares, abombamiento… ¿Alguno te suena? Esto significa que tu Tiroides necesita un service.
 
Por el contrario a la costumbre general, cuando la gente dice con pesar: “Tengo Tiroides”, déjenme aclararles que todos TENEMOS TIROIDES. En todo caso, “tengo mal de Tiroides” o “me diagnosticaron un mal funcionamiento de la Tiroides”. Ésta es una glándula que se encuentra en la zona de la tráquea y es la encargada de producir varias de las hormonas más importantes para el funcionamiento del organismo.
 
La Tiroides es ampliamente incomprendida. Aún si fuiste diagnosticado con tiroiditis crónica (también llamada enfermedad de Hashimoto), hipotiroidismo o cualquier otro problema de tiroides, las chances de que estas recibiendo el tratamiento apropiado son muy bajas, dado que todavía no hay una oferta medicinal concreta para atacar y sanar el problema de base, debido a la falta de certezas respecto a las causas de lo que provoca esta desajuste. Y si te hiciste estudios de tiroides y te salieron “bien”, podrías de todas maneras estar sufriendo de una híper-o-poco-activa glándula tiroidea y no saberlo – ya que los estudios no son del todo precisos.
 
En dos o tres décadas, la comunidad médica tendrá los estudios y las respuestas para ofrecerte una verdadera solución. Pero si lo estás sufriendo ahora, dudo que tengas la templanza para esperar unos veinte o treinta años más – ya esperaste y sufriste bastante. Entonces es momento de empezar a sanar y armarte de la verdad para aprender a transitar este camino de alivio.
 
Confusión Autoinmune
 
Para empezar, tenemos que tener la posta de lo que la enfermedad de Tiroides NO ES, lo que significa también aclarar puntos sobre la enfermedad autoinmune. Hoy en día, esta teoría propone que en determinadas condiciones, el sistema inmune del individuo se confunde y empieza a atacar al propio cuerpo. En el caso de quienes sufren tiroiditis crónica, los pacientes son enseñados que su organismo misteriosamente produce anticuerpos que atacan a la glándula tiroidea porque la consideran una amenaza externa.
 
El cuerpo no se ataca a sí mismo, sino que va en busca de patógenos. La producción de anticuerpos es signo de que hay un virus (o a veces bacteria) que el cuerpo pretende erradicar. Este proceso implica, además, inflamación. Y peor aún, los agentes patógenos que causan este tipo de respuestas son generalmente indetectables para los doctores – el virus se ha instalado tan profundamente que no aparece en los análisis de sangre, por lo que queda declarado como una malfunción orgánica y etiquetado como un problema autoinmune. 
 
Hay muchos más avances hoy en día que hace 50 años respecto a la tiroides, pero sigue siendo un gran misterio a resolver; y por otra parte, la etiqueta “autoinmune” es bastante conveniente para “esto que no entendemos que te pasa”. No es culpa de los médicos, nada que ver. Sino que todavía no hay herramientas de diagnóstico suficientes para poder resolver esta clase de situación en torno a la Tiroides.
 
Lo que la Enfermedad Tiroidea SÍ ES
En más del 95% de los males de la Tiroides –y hasta cáncer- el virus de Epstein-Barr (VEB) –conocido por la mononucleosis- suele ser la causa (el otro 5% proviene de problemas como la exposición a la radiación debido a rayos-X, exámenes dentales, viajes aéreos, entre otros) Esto significa que no es tu sistema inmune lo que causa tu hipotiroidismo (glándula poco activa), hipertiroidismo (glándula hiperactiva), tiroiditis (inflamación de la glándula) o nódulos, quistes, tumores, etc., sino que es el mismo VEB.
 
El virus de Epstein-Barr consta de cuatro estadíos. En el primero, vive latente en la sangre, haciendo números y planeando su estrategia silenciosamente. En la fase dos, florece y causa mononucleosis, mientras que busca un lugarcito ideal para instalarse en los órganos ya infectados (generalmente el hígado o el bazo) punto en el cual puede llegar a volver al estado latente, o sea, a “dormir”. Estas dos primeras fases pueden durar, cada una, semanas, meses o años, y la persona no darse cuenta de nada; el único síntoma podría ser un breve resfriado y un poco de cansancio.
 
Luego viene la fase tres. En este punto, el virus se vuelve altamente activo –y destructivo- y toma posesión de la Tiroides. Elige esta glándula porque es la “estrella principal” del sistema endocrino; funciona como un centro de información para el organismo: tiene su propio archivo y posee la inteligencia suficiente para mantener al cuerpo en estado de homeostasis. Utiliza esta memoria para transmitir, se cree, radio-frecuencias que delegan responsabilidades y tareas a todos los órganos y sistemas. Cuando el VEB entra en escena, este funcionamiento ideal se va a la basura, por ende, también lo hace todo el funcionamiento del sistema endócrino. Para compensar esto y energizar el cuerpo, las glándulas suprarrenales eliminan el exceso de adrenalina, la cual resulta ser la comida favorita del VEB. Este virus se empacha con adrenalina para hacerse más fuerte, crecer y multiplicarse para atacar a su objetivo final: el sistema nervioso.
 
Entonces, en esencia, la enfermedad tiroidea puede ser un precursor de condiciones neurológicas como la fatiga crónica, la fibromialgia, la esclerosis múltiple… por lo que, si estás lidiando con tu Tiroides, es menester atajar al VEB antes de que se convierta en algo peor.
 
*Fuentes: Anthony William, investigador y autor best-seller del New York Times.
 
CAMILA PULDAIN
IIN® HEALTH COACH
INSTRUCTORA DE MUSCULACIÓN Y PERSONAL TRAINER | MATRÍCULA N° 6.013.
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

EL AGUA Y EL INVIERNO

Por Camila Puldain. Iin® Health Coach. Instructora de Musculación y Personal Trainer | Matrícula N° 6.013.

LOS MISTERIOS DE LA TIROIDES, PARTE 4

Por Camila Puldain. Iin® Health Coach. Instructora de Musculación y Personal Trainer | Matrícula N° 6.013.

LOS MISTERIOS DE LA TIROIDES, PARTE 3

Por Camila Puldain. IIN® Health Coach. Instructora de Musculación y Personal Trainer | Matrícula N° 6.013.

LOS MISTERIOS DE LA TIROIDES, PARTE 2

Por Camila Puldain. IIN® Health Coach. Instructora de Musculación y Personal Trainer | Matrícula N° 6.013.

TODO LO QUE DEBERÍAS CONSUMIR PARA SENTIRTE MEJOR LO ANTES POSIBLE

Por Camila Puldain. IIN® Health Coach. Instructora de Musculación y Personal Trainer | Matrícula n° 6.013.

¿PUEDE LA PSICOLOGÍA CAMBIAR TU METABOLISMO?

Escribe: Camila Puldain. IIN® Health Coach. Instructora de Musculación y Personal Trainer | Matrícula n° 6.013.

¿CONSENTIRSE O ALIMENTARSE?

Por Camila Puldain. IIN® Health Coach. Instructora de Musculación y Personal Trainer | Matrícula n° 6.013.

Subir