Poesía, Narrativa y Ensayo 10 de mayo, 2017

NO TE MUERAS SIN LEER ESTO

Cuentos con barba. Por Abdul Wakil de Lobos (97).

“Cada cuento tiene una realidad oculta. Pistas del camino para los que saben entender”.
 
CÓMO ESCAPAR DE ESTA JAULA
 
B.R.R. Había una vez, un loro en una jaula. Era un loro tan inteligente que hablaba como un hombre. Un día le pidió a su dueño que si veía a otro loro en libertad, le mandara saludos suyos y le transmitiera que él vivía en una jaula. 
 
Un día el dueño cruzó a un loro en una plaza y luego de mandarle los saludos y contarle que su loro vivía en una jaula, el animal cayó y estiró la pata. 
 
De regreso a casa, el hombre le contó lo sucedido a su loro. Acto seguido, su propio loro también cayó en redondo y estiró la pata. El hombre afligido, lo quitó de la jaula y lo puso junto a la ventana antes de enterrarlo. Entonces, el loro se recompuso y salió volando. 
 
Antes de perderse le dijo al dueño: “El otro loro me dijo la forma de escapar de aquí, fingiendo estar muerto. Ahora ya recuperé mi libertad. Gracias por transmitirle mis saludos”. 
 
EL MENSAJE QUE ESCONDE
Todos somos loros encerrados en una jaula. Esa es la situación de nuestra alma. Atrapada aquí en el cuerpo, en este mundo que no la satisface en absoluto.
 
El mensaje que esconde este cuento, es uno de los ejes de las prácticas de los sufís: para recuperar la libertad, el alma debe aniquilar los deseos por el mundo. Sólo cuando el dueño observa que ya perdimos el interés en los juegos y placeres que nos ofrece este mundo enjaulado, recién entonces abre la puerta para que podamos salir y ganarnos el cielo.
 
QUÉ DICEN LOS MAESTROS 
 
El profeta Muhammad, paz y bendiciones, repetía a sus discípulos que el hombre debe morir antes de morir. Aún cuando está vivo debe entender que si uno se ocupa solamente por satisfacer sus apetitos del cuerpo, estará perdido. Los apetitos, no terminan nunca. Satisfacemos uno y aparece otro nuevo. Sólo cuando uno muere a todas las tentaciones del mundo. Sólo cuando se sepulta a los deseos por quererlo todo, y poseerlo todo, entonces, Dios abre las puertas de su reino en la tierra. Recién entonces el hombre es libre. Y puede llamarse verdaderamente un ser humano. Sabe que su destino no es la jaula. Su destino está en el cielo. 
 
Nos vemos, mis amigos, la semana próxima. Que la paz sea con ustedes.
¿Tu vida no tiene sentido ni sabor? ¿Sentís que pasa el tiempo y no vas a ninguna parte? Desde hace más de un siglo, los sufis tienen un remedio para vos. 
Tus  mails son bienvenidos en: efcicco@gmail.com
Seguinos en Facebook: Sufismo Naqshbandi Lobos
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

RELATIVO

Escribe: Claudio Giglio.

EL PLACER DE COMPARTIR

Por Caro Medina Virces (1).

NO TE MUERAS SIN LEER ESTO

Cuentos con barba. Por Abdul Wakil de Lobos (98).

LULI GRISELDA ZANACARINI

Poema de Caro Medina Virces.

SIMULACIÓN

Por Claudio Giglio

AQUELLOS TIEMPOS!!!!!

Por Claudio Giglio

CAMINANDO 258 NOTAS AL PASO

Escribe: Raúl Usanza.

Subir