Poesía, Narrativa y Ensayo 3 de febrero, 2017

NO TE MUERAS SIN LEER ESTO

Cuentos con barba. Por Abdul Wakil (91).

“Cada cuento tiene una realidad oculta. Pistas del camino para los que saben entender”.
 
EL CHISMOSO Y EL QUE ESCUCHA
 
B.R.R. Una vez el juez del pueblo, le pidió a Nasruddin, que lo asista en juzgar a un difamador. “Este hombre ha estado hablando mentiras de todo el mundo y le ha hecho muy mal a mucha gente”, le explicaba. “Ha destruido familias. Ha hecho que a algunos los despidieran injustamente del trabajo. Y ha hecho hasta que el rey tambaleara por sus mentiras. ¿Cuál crees que será el mejor castigo para él?” Ante lo cual, Nasruddin respondió: “Deberías cortarle las orejas a todos aquellos que escucharon sus mentiras”.
 
EL MENSAJE QUE ESCONDE
 
La difamación y el chisme es un acto que involucra mínimo a dos personas. De lo contrario, si nadie la presta oreja, el difamador perdería todo su poder. Nadie lo escucha. ¿Para qué va a seguir difamando? El problema, y esta es la esencia del cuento, es que a todos nos gusta escuchar cómo difaman a otro. Disfrutamos escuchando como tal encumbrado personaje, en verdad, tiene problemas con su pareja, es un engañador, es un embaucador. Nos hace sentir que, hay gente peor que nosotros. Que en nadie se puede confiar. Y que, al fin de cuentas, nosotros no somos tan malos. 
 
QUÉ DICEN LOS MAESTROS
 
La difamación, explican los sheiks, arroja una sombra sobre aquel que la dice y aquel que la escucha. “El demonio pone miel en la boca del que la dice así sus palabras les resultan dulces y no para de difamar”, cuentan los sabios del sufismo. Cuando alguien habla mal de otro, ese comentario llega espiritualmente hasta la persona. Si esta no la merece, vuelve convertida en maldición hacia aquel que la dice. Y a todos aquellos que prestaron oído para recibirla. 
 
Difamar y escuchar difamaciones, atenta contra nuestro crecimiento en el mundo de las almas a un punto tal que, muchos maestros sufis, se ponían piedras en la boca para no hablar demás de nadie. “Habla bien”, decía el Profeta Muhammad, paz y bendiciones. “De lo contrario, calla”. Cuánto necesitamos aprender de él.  
 
Nos vemos, mis amigos, la semana próxima. Que la paz sea con ustedes.
¿Tu vida no tiene sentido ni sabor? ¿Sentís que pasa el tiempo y no vas a ninguna parte? Desde hace más de un siglo, los sufis tienen un remedio para vos.
 
Tus mails son bienvenidos en: efcicco@gmail.com
Seguinos en Facebook: Sufismo Naqshbandi Lobos-
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

VIOLENCIA

Escribe: Claudio A. Giglio.

POEMA 20

De Caro Medina Virces.

NO TE MUERAS SIN LEER ESTO

Cuentos con barba (96). Por Abdul Wakil de Lobos.

CAMINANDO 259 NOTAS AL PASO

Escribe: Raúl Usanza. "Descansar es la cuestión".

CAMINANDO 258 NOTAS AL PASO

Escribe: Raúl Usanza.

NO TE MUERAS SIN LEER ESTO

Cuentos con barba. Por Abdul Wakil de Lobos (95).

Subir