Poesía, Narrativa y Ensayo 24 de noviembre, 2016

NO TE MUERAS SIN LEER ESTO

Cuentos con barba. Por Abdul Wakil (85).

“Cada cuento tiene una realidad oculta. Pistas del camino para los que saben entender”.
 
EL INTERIOR ES LO QUE IMPORTA
 
B.R.R. había una vez un chico que, tras descubrir un tambor en la calle, no para de tocarlo. Tocaba a toda hora. No le importaba que los vecinos descansaran. Y tocaba con fuerza de modo tal que todos en el barrio podían oírlo. Llegó un momento donde los vecinos estaban hartos así que pidieron ayuda a los sabios del lugar. Uno le dijo al chico que si tocaba así iba a tener problemas de oído. Pero el chico siguió tocando. Otro le  dijo que la música es un arte sagrado y que no puede tocarlo cualquiera. Pero el chico siguió tocando.  Hasta que se acercó un sufi, con un martillo y un cincel y le dijo al chico: “Me pregunto qué habrá dentro de ese tambor”. Y luego, nadie volvió a escuchar el ruido nunca más.
 
EL MENSAJE QUE ESCONDE
 
No encontrarás nadie más ruidoso y parlanchín como la gente que no cree en Dios. Porque la gente que no cree en Dios cree demasiado en sí misma, y eso hace que los tengas hablando todo el tiempo de problemas minúsculos como si fueran cuestión de vida o muerte. Los que no creen es la gente que más protesta. La primera en poner el grito en el cielo por cada vez que, sienten, alguien quiere pasarla por arriba. En cambio, la gente que de verdad cree, y se entrega  como el chico al final de la historia, a descubrir qué hay detrás de cada cosa. Esa gente, es la más silenciosa del mundo.
 
QUÉ DICEN LOS MAESTROS
 
Un maestro sufi te dice que cuando uno se ocupa de mejorarse a sí mismo, no tiene tiempo para molestar a los demás. Un hombre que descubre la cantidad de cosas para arreglar que tiene en su alma y su carácter, no cuenta con tiempo para ocuparse de opinar y criticar las vidas de los demás. No más ruido de tambor para él. Cuando uno abraza un camino espiritual, se ocupa pura y exclusivamente de conocer la fuente de todo. El origen de nuestros problemas. De nuestro ruido. Cuando uno toma el martillo y el cincel, y se pone a moldear su alma, hay algo, dicen los maestros que es seguro, esa persona empezará a amar el silencio.
 
Nos vemos, mis amigos, la semana próxima. Que la paz sea con ustedes.
¿Tu vida no tiene sentido ni sabor? ¿Sentís que pasa el tiempo y no vas a ninguna parte? Desde hace más de un siglo, los sufis tienen un remedio para vos.  
Tus  mails son bienvenidos en: efcicco@gmail.com
Seguinos en Facebook: Sufismo Naqshbandi Lobos.
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

EL SUEÑO

Escribe: Claudio Giglio.

CAMINANDO 253 NOTAS AL PASO

Escribe: Raúl Usanza.

NO TE MUERAS SIN LEER ESTO

Cuentos con barba. Por Abdul Wakil (89).

REYES MAGOS

Por Claudio Giglio.

OTRO AÑO QUE SE FUE

Por Claudio Giglio

POEMA DÉCIMOPRIMERO

Por Caro Medina Virces.

Subir