Poesía, Narrativa y Ensayo 1 de noviembre, 2016

NO TE MUERAS SIN LEER ESTO

Cuentos con barba. Por Abdul Wakil (83).

“Cada cuento tiene una realidad oculta. Pistas del camino para los que saben entender”.
 
EL ORGULLO DEL DEMONIO
 
B.R.R. Cuentan que en tiempos del profeta Musa -Moisés para los cristianos-, el demonio se acercó a pedirle que por favor, pidiera a Dios que le levantara su castigo. Estaba dispuesto a pedir perdón. Así que Musa fue hasta Allah, y le contó lo que había sucedido. “Lo perdonaré al demonio, sólo con una condición”, dijo. “Que se arrodille ante la tumba de Adán. Ya que se resistió a hacerlo cuando lo creé y por eso lo condené”. Así que Musa fue a contarle la novedad al demonio. Le dijo que el perdón era posible, pero que sólo tenía que arrodillarse ante la tumba de Adán. El demonio se puso furioso. “No me arrodillé cuando estaba vivo, ¿por qué habría de arrodillarme ahora que está muerto?” Y así siguió sus días el demonio, condenado y sin perdón.
 
EL MENSAJE QUE ESCONDE
 
El camino del derviche -el sufi- es el camino de abandonar las cosas que nos traen problemas. El camino es un camino donde el maestro va quitando un nudo tras otro, que nos sujetan al mundo. Uno de esos nudos, y uno de los más difíciles de quitar es el orgullo, tal como sucede en esta historia de Musa y el demonio. El orgullo nos cierra. Nos endurece y nos impide avanzar en el camino. El orgullo sólo le pertenece a Dios. Ser orgulloso nos hace creer que el mérito es todo nuestro. Al ego eso le encanta. Es por eso que verás que en todo logro de equipo, todos creen que el mérito es suyo. Mientras que cuando hay un fracaso, nadie asume la responsabilidad. 
 
QUÉ DICEN LOS MAESTROS
 
El Profeta Muhammad, paz y bendiciones, siempre pedía, al menos, 100 veces al día perdón a Dios. Era el primero en consultar antes de actuar. Y el primero en reconocer los favores de Su Señor. Los sheikhs  -sabios- sufis son un ejemplo de cómo actuar sin orgullo. Y esto es lo que enseñan a sus discípulos. El arte de actuar sin reclamar nada para sí. El arte de avanzar sin buscar dejar huella. El arte de reconocer nuestras debilidades. El arte de que saber que el perdón es una puerta abierta al paraíso.
 
“En verdad, la vida es una pesada carga, y nuestro poder físico no basta para llevar esa pesada carga. Por eso, Allah nos da poderes espirituales para usar. Si usan ese poder espiritual, es como un reactor gigante, estos motores pueden llevarlo, los motores pequeños sólo valen para rodar por la pista, no lo elevan. Por eso, sin ayuda del poder espiritual, nuestro cuerpo físico caerá rápidamente, ¡se desvanece y termina! En particular en nuestros días, la gente sufre en gran medida por no usar el poder espiritual. Piensan que sólo es comer y beber. Piden placer por las cosas materiales, como si les bastaran, pero nunca basta. Por eso, a diario debemos hacer alguna práctica espiritual” (Mawlana Sheikh Nazim).
 
Nos vemos, mis amigos, la semana próxima. Que la paz sea con ustedes.
¿Tu vida no tiene sentido ni sabor? ¿Sentís que pasa el tiempo y no vas a ninguna parte? Vení a conocer el espacio sufi que abrimos en Lobos. Desde hace más de un siglo, los maestros de Oriente tienen un remedio para vos.  
Tus  mails son bienvenidos en: efcicco@gmail.com
Seguinos en Facebook: Sufismo Naqshbandi Lobos.
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

EL SUEÑO

Escribe: Claudio Giglio.

CAMINANDO 253 NOTAS AL PASO

Escribe: Raúl Usanza.

NO TE MUERAS SIN LEER ESTO

Cuentos con barba. Por Abdul Wakil (89).

REYES MAGOS

Por Claudio Giglio.

OTRO AÑO QUE SE FUE

Por Claudio Giglio

POEMA DÉCIMOPRIMERO

Por Caro Medina Virces.

Subir