Deportes 27 de septiembre, 2016

POR AMOR A LOS FIERROS

Néstor Appella, ligado desde siempre y por siempre al automovilismo.

Compartiendo tardes en talleres, comenzó a sentirle el gustito al ruido de los motores, a las charlas sobre autos de carrera y a soñar con ser piloto. Era todo un niño, pero su sueño se hizo realidad. El lobense Néstor Appella se convirtió en un gran piloto, y hoy lo recuerda en una entrevista con INFOLOBOS.
 
“Empecé con Hugo Sala, él prendió el fuego en mí. Era la época del Peugeot 403 y 404. Inicié con un 504; recuerdo que nos reuníamos en la peña del Pato Lucavalli; de nombre “La Higuera”, porque no teníamos galpón, y siempre estábamos bajo una higuera metiendo mano a los fierros”, relató Néstor.
 
Más tarde, llegó el momento de correr una carrera con Citroen, las 24 horas, con Hugo Sala y su cuñado. “Fue en el autódromo de Bs. As., y llegamos 11 en la categoría nuestra, 2CV y 3CV. Estábamos felices”, rememora.
 
No pasó por alto el “Gran Premio del 72”. “Corría Hugo con un 504, Alberto Logarzo y el Guillermo Dorsi con un Peugeot, y Luis Pampa Costa con un Renault 12. Faltaba poco para la carrera, y recuerdo que un hombre llegó a la Ford con un 504, donde lo entregó en forma de pago, yo era el vendedor; el Peugeot quedó ahí, y me interesaba comprarlo. Le comenté a Hugo de mi interés y me dijo que lo llevara, que lo pagara en partes. Fue así como lo desarmamos y Coco Pueblas le hizo el motor”, recuerda Néstor sobre aquellas épocas doraras. En dicha competencia atravesó seis etapas sobre La Pampa, Río Negro, Neuquén y Buenos Aires.
 
Llegó el Turismo Nacional, allá por el 81. “Era de dos pilotos, y corrí junto a Coco Fortunato. Debuté en una carrera con el Falcon y a la segunda carrera me suspendieron porque corría con dos licencias, la del ACA y la de la ACTC. Al Toro Mouras también lo suspendieron. En ese momento el Director de Transporte era Juan Manuel Bordeu, y unos días después nos levantaron la suspensión; corrí con Coco Fortunato; ganamos, y Coco salió campeón en Turismo Nacional”.
 
Hasta el año 92 Néstor corrió con el Falcon, y luego compró el auto de Blaquier, que era de Angeleti. “Empezaba la categoría TC Pista, y fuimos a Las Flores, donde salimos terceros. Ya en el TC Pista del 96 y 97, fui subcampeón, y en el 98 corrí mi última carrera en Mar de Ajó”.
 
La conexión con el automovilismo no la perdió. Hoy, sigue siendo miembro de la ACTC. “Soy vicepresidente de FADRA, institución madre de la ACTC, pero para mí todos los trofeos que tengo, que no son muchos, no suplantan a los trofeos verdaderos, que son los amigos que coseché”, remarca.
 
No termina todo acá. “Tenemos un auto, de Coco Fortunato, que es para que corra mi sobrino Matías Biroccio. Por otro lado, hoy Coco viaja a Arrecifes para probarlo en el banco rodillo del auto del Pato Silva. Corremos el domingo en Concepción del Uruguay si todo anda bien. Y además armaremos el auto de Coco para que Matías corra en el TC Mouras”, cierra este amante innato de los fierros, que como él dice, le regaló amigos por todos lados, los verdaderos trofeos.
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

TENIS: TORNEO DE MENORES

En Arena Center Lobos.

MAXIVOLEY: EL LAC EN UNA NUEVA FECHA DE LA LIGA MONTENSE

La fecha se disputó en la ciudad de Mercedes.

CLUB DE PESCA LOBOS: RESULTADOS DEL CONCURSO

Primer lugar para Marcelo Satostegui, con 7 piezas.

CERCA DE 250 ATLETAS FUERON PARTE DE LA SÉPTIMA EDICIÓN DE LA MARATÓN ROTARY LOBOS

Simón Quinteiro fue el ganador de los 5K y Eduardo Jamur el primer lobense en llegar en los 10K (obtuvo el cuarto lugar en la General). -VER GALERÍA DE FOTOS AL FINAL DE LA NOTA -

RAID TURÍSTICO DE AMANTES DE AUTOS ANTIGUOS

Gran cantidad de vehículos de época, participaron del singular evento. - Ver galería de fotos al final de la nota -

LOBOS CAMPEÓN DE LAS OLIMPÍADAS DEL SALADO

Nuestra ciudad cosechó la mayor cantidad de puntos para ser puntera. -Ver galería de fotos al final de la nota-

PURA PASIÓN: EL LOCO BANDERITA VISITÓ LOBOS

Cuando él sale a la cancha, llega la alegría, el alboroto, el carnaval carioca para la tribuna de Boca Juniors. Oscar Armando Laudonio (80) es el que enloquece a 3,5 millones de personas.

Subir