Deportes 25 de agosto, 2016

POR AMOR A LOS FIERROS

Pablo Sala, ligado al automovilismo desde siempre.

Pablo Sala se inició en los autos desde muy pequeño, siguiendo los pasos de su padre Hugo.
 
A Infolobos, Pablo contó que “todo esto lo heredamos de mi papá, que empezó en el automovilismo con Benjamín Lorenzetti”.
 
“Recuerdo cuando a mis 17 años tuve el apoyo de muchas personas para armar mi primera cafetera. Estuvieron Carlitos Bonni, el “Negro” Angeleri, Raúl Disanto y el “Pato” Lucavalli. Ahí, fue cuando empecé en el TC Roqueperense, a mis 18 años”, recuerda con emoción.
 
En el TC Roqueperense Pablo salió campeón en cuatro oportunidades, en distintas categorías. “En el año 78 tuve la suerte de armar un Fórmula 4, y mucha gente me ayudó también; uno de ellos fue Ricardo Di Salvo”.
 
Más tarde, en el 94, “La Autopeña Ciudad de Lobos” lo invito a correr en un Torino que era de “Cacho” Cabrera; el cual más tarde condujo Alberto Moretti. “Corrí 2 años, y luego comenzó para mí la historia con el Turismo Carretera”.
 
Hace saber que “la gente de Lobos me ayudó muchísimo: integrantes de la Peña ´La Higuera Competición´, entre ellos el “Vasco” Puldain, el equipo del “Pato” Lucavalli, Belfiore, Gallo, y Pranzetti. Luego, compramos un Dogde y tuvimos buenos resultados parciales. “Patita” Minervino me invitó a correr todas las carreras que se corrían de dos pilotos. Estuvimos peleando adelante, con un auto de punta, algo maravilloso; fue una gran experiencia”.
 
“Hoy tengo a mi sobrino Tomás que sigue con esta pasión, al igual que mi hijo, que corre esporádicamente. No olvido un gran momento para mí, cuando mi sobrino Tomás invitó a correr a Sebastián, mi hijo, en ´La Hora´. Fue para mí lo más lindo que me pudo pasar. Era una gran ilusión que corrieran juntos”, remarcó Pablo.
 
Si comparamos la actualidad con épocas pasadas, Pablo brinda su punto de vista: “Hoy si no gastás plata no podés correr. En un Turismo Carretera se gasta 1 millón de pesos por carrera, y en una categoría zonal, en un TC Regional, necesitás 60 mil pesos por carrera, aproximadamente”, indica.
 
La pasión por el automovilismo nació en él desde pequeño, gracias a su padre Hugo, y hoy se traslada a su hijo y sobrino. Esto seguramente, no terminará aquí. Los fierros son una marca imborrable en esta querida familia lobense.
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

DEPORTES: ARIEL FERREIRA ANUNCIÓ NOVEDADES DESDE SU SECRETARÍA

Se está trabajando intensamente en dos nuevos programas.

LOBOS CELEBRÓ EL TRIUNFO DE BOCA

Boca Juniors sumó su estrella número 32 a nivel nacional y quedó a cuatro de su clásico rival.

KUNG FU SHAOLIN: DISCIPLINA FILOSÓFICA, ESPIRITUAL Y DEPORTIVA

Federico Sgro hizo saber que la actividad fue más que aceptada en nuestra ciudad.

NUEVA COMPETENCIA DE LA -VUELTA DE LOBOS-

Las baquets visitaron nuevamente nuestra ciudad. (Ver galería de fotos al final de la nota)

LOBOS CAMPEÓN DE LAS OLIMPÍADAS DEL SALADO

Nuestra ciudad cosechó la mayor cantidad de puntos para ser puntera. -Ver galería de fotos al final de la nota-

PURA PASIÓN: EL LOCO BANDERITA VISITÓ LOBOS

Cuando él sale a la cancha, llega la alegría, el alboroto, el carnaval carioca para la tribuna de Boca Juniors. Oscar Armando Laudonio (80) es el que enloquece a 3,5 millones de personas.

-POR AMOR A LOS FIERROS-

Matías Biroccio (37) sigue metiendo mano en los fierros para “sentir la adrenalina de armar tu propio auto”.

Subir