Deportes 15 de junio, 2016

POR AMOR A LOS FIERROS

José “Coco” Fortunato se destacó dentro y fuera de la pista. Un tuerca indiscutible.

Desde que visitó el taller de "Coco" Pueblas, no dejó de entrar y salir de los talleres. Más que su segundo hogar. José "Coco" Fortunato contó a Infolobos que allá lejos y hace tiempo "estaban haciendo el auto de Hugo Sala, que iba a correr en Turismo Mejorado”, y tuvo la oportunidad de ir de auxilio. 
 
"Coco" pasó por un montón de etapas. Y quedó "enloquecido" por los fierros, por los autos de carrera.
 
"Cuando alcanzamos a tener con Néstor Apella nuestro primer Peugeot 504, con el que empezamos a correr, fui su auxilio, y en un Gran Premio, fui su acompañante. Eran tremendamente atractivos. Se hacían tres o cuatro carreras de larga duración en el año, y Néstor me invitó a compartir algunas con él. Fui auxilio, acompañante y corredor", recuerda sobre sus primeros pasos pisando fuerte el acelerador.
 
Recuerda que correr en "Bs. As. tenía un atractivo muy particular. Era el escenario elegido por todos".
 
"Coco" tenía un Torino 380 W, y su padre le dijo que si quería un auto de carrera, debía venderlo, que él le daba la plata que faltaba. "Esto es para que sepas que este deporte no es un juego", dijo su padre. Más adelante llegó el 504. "Me ocupé enteramente de él en el taller de ´Coco´ Pueblas. Hugo Sala estaba corriendo sus últimas carreras, y preparaba su auto también ahí. Había días que se reunían no menos de 120 personas para mirar lo que hacíamos. Era una locura", señala.
 
Hace saber que les fue duro correr, porque "quizá salteamos algunas partes del automovilismo. Empezamos en el Turismo Nacional, que era muy competitivo; estaban las fábricas, y la lucha entre Fiat y Peugeot era tremenda". 
 
Luego de 7 años logró su campeonato, el cual lamentó no haber podido compartir con Néstor Apella. "En ese entones Néstor ya había comprado su Turismo Carretera, y no pudo hacer las últimas carreras con nosotros. Ese año las carreras eran compartidas, y yo estaba con ´Cachencho´ Abdala y con Héctor Maffi, de Las Heras".
 
Al aparecer el TC 2000, "Coco" vio ahí la oportunidad de explayarse en sus ideas. "Trabajaba en el auto, en el motor, en todo, pero me costó muchísimo. Las carreras eran lejos, no había tanta facilidad para estar en todos lados".
 
Cuando conoció al Ing. Heriberto Pronello todo cambió para él. "Tras verme en una carrera me dio su dirección y teléfono, y me preguntó si me interesaba comenzar el proyecto del que fue el último auto que tuvimos", cuenta.
 
"Debutamos con el auto y disfrutamos mucho la compañía del Ingeniero. Aprendí muchísimo. Fue una universidad para mí”, detalla.
 
"Estábamos en el taller mucho tiempo, no buscábamos publicidad. Y por eso no era fácil. Corrí una sola carrera de ruta, y después anduve en incontables autódromos; he vivido de todo, en el TC Roqueperense, en el Turismo de Carretera en las carreras compartidas, en la GTA con Pablo Sala; he participado en proyectos interesantísimos a través del contacto del Ing. Pronello", recuerda. 
 
De la mano de "Patita" Gruccio y Hugo Goya, estuvo en el Dakar. "Me dieron la oportunidad de trabajar en su vehículo para esta dura competencia de orden internacional, en la Hyundai; fui el soporte de ellos. Hicimos medio Dakar. Fue una experiencia única". 
 
Sobre su última actividad como piloto, relata: "Iba a correr con un Falcon nuevo que aún tengo guardado, pero no lo logré. No lo pude poner en pista por problemas personales. Lo tengo conmigo y lo aprecio mucho".
 
Hoy mete mano en un motor nuevo del TC, los multiválvulas. "Es todo un desafío. Es avanzado, y el año pasado lo alquilamos en 5 oportunidades, a Juampi Gianini, Matías Jalaf y Lionel Ugalde".
 
UNA CARRERA PARA EL OLVIDO
 
"Tuve la suerte de tomármelo de una manera lógica. Lo tomé como un foul en el fútbol. Corríamos con el Peugeot amarillo en el TC 2000, en Mendoza. Era el debut del 505, que era extremadamente rápido", detalla.
 
El Ing. Pronello le aconsejó "no clasifiqués adelante, después de media carrera mantenete, luego los pasás y ganás. No cumplí, me subí al auto, me retracé en la primera vuelta, y cuando logré pasarlo a Guerra, llegué a la punta, venía tercero, listo para pasarlos a los dos primeros: El Flaco Traverso y Yoyo Maldonado. Pero veo que Maldonado lo toca a Traverso -yo ya había puesto el auto para tomar la curva- y a los minutos lo vuelve a tocar al Flaco, que se va con la dirección doblada y me pega a mí. El auto se pegó contra el guardarraíl. En esa oportunidad tenía una publicidad importante “Juki”, que si ganaba me pagaba el doble, sino la mitad, y cuando terminé me dijo que los dos eran oficiales (Traverso y Maldonado), por eso me pagó el doble y nunca más", especifica.
 
Agrega que "tenía el compromiso de correr todo el año, por eso terminé vendiendo mi auto para terminar de correr. No pudimos convencerlo al empresario de que fue un accidente de carrera".
 
"El Flaco estaba comprometido con la firma Renault, que lo había sancionado. Por eso cuando me encuentro con él a los dos días de la carrera, le pregunté por qué no aclaró lo sucedido. Maldonado lo había denunciado, y el Flaco me dijo que Renault lo tenía entre las cuerdas, que no podía hablar para no tener problemas".
 
"El Flaco ganó varias carreras, pero el periodismo lo castigó. Luego se tomó revancha en Pigüé contra Maldonado; cuando lo cruzó, lo empujó y lo llevó hasta afuera. Le dijo, no me jodas más. Y así fue", relata.
 
Hoy por hoy "Coco" está dedicado a un motor Ford de Turismo de Carretera, a trabajos en las categorías zonales, al Peugeot para un Turismo Histórico; con Matías Biroccio siempre está trabajando en el 504, y mete mano a las tapas de cilindros, carburadores y trabajos de flujometría.
 
Más que anécdotas. Una vida arriba de los fierros, acompañado por motores, herramientas, y sobre todo por algo intangible: la pasión.
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

UNA DEPORTISTA CON AGALLAS DE CAMPEONA

Gran actuación en Córdoba de la ciclista Rosana Salvetti.

FÚTBOL FEMENINO: LOBENSES CAYERON ANTE EL SELECCIONADO MARPLATENSE

Las chicas generaron varias situaciones de gol, pero no pudieron convertir.

EL ZORRO LISTO PARA CAÑUELAS

Ariel Fistarol de cara a la próxima fecha del GT 900.

INFORMACIÓN DEL AUTOMÓVIL CLUB ARGENTINO

Se realizó la asamblea de la CODASUR en el A.C.A.

TITO BESSONE YA TIENE COMPAÑERO DE EQUIPO

El calificado piloto de automovilismo que posee en Lobos familiares y amigos, dijo: "Fabricio Pezzini será mi compañero de equipo".

LEO JORGE ES EL PREPARADOR FÍSICO DE DOS ESTRELLAS DEPORTIVAS

Acompaña hace dos meses a Juan Martín Del Potro, y el Sapo Caset (9 de hándicap) cuenta con su ayuda hace tiempo.

VÓLEY: NOTABLE TRIUNFO DEL L.A.C.

Hoy se jugó, en el Club Independiente, una nueva fecha de la Liga de Voley Femenino de Chivilcoy

Subir