Deportes 6 de junio, 2016

POR AMOR A LOS FIERROS

“Mi locura por los autos empezó desde chiquito”, dijo Atilio César “Titi” Cimino (80).

Atilio César “Titi” Cimino (80)  soñó desde pequeño con los autos. Desde adolescente, vive rodeado de ellos.
 
Curioso desde niño, “Titi” Cimino se arrodillaba debajo de la cocina a leña y cuando su padre le preguntaba qué hacía allí, él le respondía: “Estoy sacando el carter”.
 
En tiempos en que corría Benjamín Lorenzetti, “Titi” salía de la Escuela N° 1  y su derrotero era hacia calle Del Valle y Belgrano, donde estaban preparando “la máquina”. “Miraba un rato la coupé y me iba a casa”, cuenta.
 
Cuando terminó la Escuela, su padre lo quiso mandar al Colegio Comercial, en la vecina localidad de Cañuelas, pero él quería otra cosa para su vida. “Me fui al taller de Juan Vistalli y Osvaldo Bessone (tío de Ernesto Tito Bessone), que estaba en la Av. Alem, ahí empecé a trabajar, y hasta el día de hoy estoy entre los autos”.
 
“Empecé a correr carreras con la cafetera Ford A junto a Avelino Celli. La preparé  y corrí con él. En ese entonces, estaban Franquito Sapienza y Hugo Sala, entre otros. Las carreras eran en el Hipódromo de Lobos”, relata.
 
“Después, cuando Hugo Sala trajo el Peugeot para Turismo Nacional, lo preparamos, y corrí de acompañante en varias carreras. Después estuve con Claudio “Cachencho” Abdala en fórmula 4”, detalla.
 
Recuerda que a Hugo le decían “El Gitano” y en una carrera llamaron a su auto “El Canario”, porque parecía un taxi. “Tenía el techo amarillo. Fue en el Gran Premio del 64. Les iba ganando a todos, y los del equipo FIAT transmitían desde el avión y decían ´El canario se les escapa, nadie lo puede alcanzar´”.
 
“Cuando trajo Turismo Carretera Néstor Apella, que corría con un Falcon (número 122), estuve con él en unas cuantas carreras. Al igual que con Eduardo Blaquier, que empezó con Peugeot en Turismo Nacional, allá por el 68”. 
 
Prestó colaboración en el taller de Coco Fortunato, donde también estaban Coco Pueblas y Armando Rossi.
 
No olvida más lo que pasó junto a Hugo Sala. “Corríamos con Hugo en la Vuelta a la Manzana, y fue ahí cuando pinchamos una goma. La cambié rapidísimo y seguimos. Pero al ratito, a Hugo le dieron ganas de orinar, y le dije que no podíamos parar. Recordé que en el asiento de atrás teníamos un tablero de herramientas y había un tarro, saqué todo lo que tenía adentro y le dije, tomá. De los nervios, en lugar de abrir la puerta para tirar la orina, bajé el vidrio, y con el viento, el 20% terminó en mi cara. Estábamos muertos de risa. No podíamos más. Fue ahí cuando les tiré un papel a los muchachos del auxilio que decía: ´Próxima carrera, traer un papagayo´”.
 
No olvida tampoco una carrera de “Cachencho” Abdala en Allen. “Fuimos con Gogo Riscino, el Negro Ritenuti y el Lechón Dorsi. Pusimos a punto el auto. Y el domingo, en la final, le sacó media vuelta a los otros, y en la última vuelta venía en 4ta a fondo, iba muy nervioso, puso 3ra, 2da, 1ra y pasó regulando en la llegada. No lo podíamos creer. Le ganó a Pablo Laskac, el tres veces campeón argentino. ´Cachencho´ Era un pilotazo”.
 
Sobre el automovilismo en la actualidad, cuenta: “Hay una sola categoría que aún perdura, que es Turismo Nacional. Cada auto corre con su motor tal cual sale de fábrica. Y ahora le llaman  Turismo Carretera a una categoría donde todos los chasis son iguales, y la carrocería está disfrazada con la marca. Los motores son todos iguales. Ford cambia solamente en el carburador, que está del lado derecho, pero el motor es el mismo”. 
 
Dice que el automovilismo actual “no lo seduce”. Pero los autos son y serán su verdadera pasión.
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

AFA SE REFIRIÓ A LA INAUGURACIÓN DE LA CANCHA DE ARENA DE PROVINCIAL

El artículo fue publicado en su sección digital de la Asociación del Fútbol Argentino.

OLIMPÍADAS DE LA CUENCA DEL SALADO 2018: EL ACTO DE APERTURA SERÁ EL 3 DE MARZO

Se espera la presencia de representantes de las 20 ciudades participantes.

TOMÁS ABDALA: UN FINDE COMPLICADO PARA EL PILOTO LOBENSE

No fue el mejor comienzo en el TCM en Concepción del Uruguay.

TOMÁS ABDALA Y UNA JORNADA COMPLICADA EN CONCEPCIÓN DEL URUGUAY

El piloto lobense tuvo inconvenientes en su debut.

MANUEL ANDUJAR: -FUE UNA LOCURA HERMOSA QUE ME CAMBIÓ PARA BIEN-

15 días en el desierto, entre 12 y 17 horas arriba de su cuatriciclo y 4 horas para dormir, son algunos de los números que acompañaron al piloto lobense en el Dakar 2018.

CUMPLIÓ SU SUEÑO: MANUEL ANDUJAR LOGRÓ TERMINAR EL DAKAR 2018

El piloto lobense de 20 años llegó en la general en el puesto 29.

DAKAR 2018: MANU ANDUJAR CON PROBLEMAS

El piloto lobense con inconvenientes mecánicos que lo retrasan.

Subir