Correo de Lectores 20 de mayo, 2016

HISTORIA REAL DE MIGUEL MIRANDA

Escribe: Claudio Giglio.

Señor Director: Le solicito la publicación de la nota siguiente:
 
HISTORIA REAL DE MIGUEL MIRANDA.
 
Veía hace unos días, en el programa Intratables, al montonero Dante Gullo, haciendo una exposición demostrativa de su ignorancia de la realidad del primer peronismo.
 
Aseguró, que durante su gobierno, Perón nombró ministro de hacienda (el dijo Economía) y del doloroso IAPI, que rompió los movimientos económicos del país, y cuya historia puedo contar en otro momento, porque en mi casa la vivimos, al industrial millonario Miguel Miranda, y que había sido un éxito enorme su nombramiento y su accionar.
 
Había sido durante los gobiernos de Farrell y Ramírez, presidente del Banco Central.
 
La verdad es que Miguel Miranda, fabricante de  envases de hojalata y de las conservas de tomate Cirio, era un hombre con una enorme fortuna, (30 empresas poseía) pero no eran ni lo serán conocidas sus capacidades como ministro de Hacienda.
 
Fue encargado de la economía desde 1947 hasta 1950, pero luego se retiró, derrotado y se consideraba en las conversaciones de café, fundido.
 
Eva Duarte confiscó Grafa, de Villa Pueyrredón, Textil Oeste, de Isidro Casanova, los bienes de la familia Bemberg, fundada por Otto, que consistían en la cervecería Quilmes, y entre otros bienes, la estancia Los Cerrillos, enorme, que llegaba desde la ruta 3 en Monte, hasta la ruta 29 en General Belgrano, y desde la hoy ruta 41 hasta el Río Salado, con algunos agregados. 
 
Se decía entonces, que en una época en que un gran sueldo era $200.-por mes, esa fortuna era de $ 7.000 millones, una cantidad incomprensible, además Perfumerías Rossetto, con el argumento de que era capital enemigo (recordemos la afiliación moral de Perón al fascismo) y caramelos Mu-Mu.
 
Fundió todas, menos los bienes de Bemberg, que por un arreglo nunca bien explicado, fueron devueltos completamente.
 
Y Perón había completado el primer plan quinquenal con los fondos de las dos cajas de jubilaciones que había creado (Industria y Comercio), pero no alcanzó a realizar el segundo por la crisis  que estaba  soportando el país.
 
Recurre, en medio de la crisis, con escasez de elementos a precio fijo, colas a la Venezolana para todo, (solo se conseguía lo necesario  en el mercado negro a un precio superior) sin protestas ni periodísticas, salvo La Prensa, luego incendiada y expropiada, porque la libertad de expresión era un sueño irrealizable en los gobiernos primeros de Perón, con castigos, desafueros por desacato en el Congreso, siendo víctima frecuente el Dr. Ricardo Balbín, ni callejeras, impensables, a la ayuda de Miguel Miranda, que tuvo cierto éxito inicial,  pero luego de unos pocos años, se retiró por los acosos económicos a que se veía sometido, y  , se decía y debe ser cierto, fundido, porque las conservas Cirio desaparecieron de los almacenes (no había supermercados), al poco tiempo.
 
La demostración de ignorancia del ex montonero Dante Gullo, peronista fanático, ignorante notable, participante en el asesinato de Rucci, fue pública y vista por muchos argentinos. Y forma parte del bloque que pretende volver a gobernar el país, con personajes siniestros como Diana Conti, Carlos Kunkel, y los militantes camporistas que son capaces de negar el estado en que quedó el país al terminar, casi en crisis, su gobierno CFK.
 
Necesitaba contar la verdadera historia de don Miguel Miranda, la ignorancia de Gullo, y de la evolución económica del primer peronismo, porque sobre las libertades individuales hoy no se habla, pero  son conocidas por los testigos aún vivos y lúcidos.
 
Claudio Giglio
DNI 4134981-
Volver a la home

MÁS ANTIGUAS

MÁS CORRUPCIÓN

Escribe: Claudio A. Giglio.

DEPREDACIÓN EN LA LAGUNA DE LOBOS

Escribe: Santiago Héctor Dabove.

¿VOLVER A LOS SETENTA?

Escribe: Claudio A. Giglio.

LA MUJER

Escribe: Claudio Giglio

SIN MEMORIA

Escribe: Claudio A. Giglio.

2017

Escribe: Claudio A. Giglio.

MARCHA

Escribe: Claudio A. Giglio.

Subir